Artículos sobre Haulmer

Cuando piensas en los objetivos que deseas alcanzar con tu negocio ¿cuál es tu respuesta? Incrementar tus ingresos, abarcar un grupo más amplio de clientes, conservar aquellos con los que ya cuentas, generar fidelización y muchos otros conceptos o metas que solemos perseguir durante el transcurso del año, todos los años.

7 Razones para Emprender

Ahora bien, de seguro te preguntarás: ¿qué podemos hacer para lograrlo? Para saberlo debes también preguntarte qué tareas has adelantado hasta el día de hoy. Si no has creado aún tu sitio web, es el momento de hacerlo. A continuación, te explicamos por qué tu negocio debe tener una página web.

1. Amplia tu mercado

Contar con una página web te da la oportunidad de llegar a una mayor cantidad de personas y de posibles clientes, recuerda que cuando se trata de buscar un restaurante, una tienda u otro concepto de nuestro interés, lo primero que solemos hacer es buscar sobre él en Google. En este sentido, no eres el único que aplica esta lógica y por tanto hoy en día es esencial ser hallado en Internet.

No importa si tu negocio es pequeño, incluso contar con un sitio web te dará beneficios pese a que tu emprendimiento sea local. Así, muchas personas podrán saber en donde te ubicas y visitarte; en conclusión, estar en Internet te dará un mayor nivel de visibilidad.

Centra tu atención en el posicionamiento

Eso sí, el mundo del Internet es mucho más complejo de lo que creemos, no solo basta con crear nuestra página web, también debemos centrar nuestra atención en otros detalles tales como su posicionamiento. ¿A qué nos referimos con esto? Pues bien, la idea de aparecer en Google es ubicarnos en la primera página.

De esta manera, el flujo de personas hacia nuestro sitio web será mayor y así mismo lo serán nuestros ingresos. Para lograrlo, te recomendamos leer un poco más sobre el tema.

2. Iguala o adelántate a tus competidores

Ya sea que tus competidores posean o no un sitio web para su negocio, aun así es importante dedicar parte de tu tiempo en construir tu página. Crea tu propia imagen de marca en Internet y permite que tus clientes te reconozcan, a su vez, adelántate a aquellos competidores que por los momentos no se hallan en la red ya que de seguro pronto se abrirán a ella.

Permanecer en Internet te hace ser más competitivo a razón de que te da mayor visibilidad, por último, te ayuda a ampliar tu cartera de clientes y percibir nuevos ingresos.

3. Mejora tu servicio de atención al cliente

No olvides que contar con un sitio web no solo te permite mostrar tus productos o alcanzar tus objetivos, también hace posible mejorar tu servicio de atención al cliente y es que estarás disponible para ellos las 24 horas del día.

Si dispones de un formulario que pueda ser llenado por tus usuarios es aún mejor, porque así podrás contactarlos cuando tengas la posibilidad sin perder la oportunidad de realizar una venta o de mejorar el servicio. A su vez, el internet te permite generar un mayor grado de fidelización a través del email marketing, lo cual es genial cuando se trata de promociones y descuentos para fomentar las ventas.

4. Ahorra en publicidad

Contar con un sitio web hace más sencillo el proceso de publicidad y es que no tendrás que contratar medios para promocionar o dar a conocer tus productos, con una página sabrás que tus ofertas y la información detallada de tus productos estarán al alcance de todos.

Si eres un experto y quieres dar información sobre tu sitio, es válido crear un blog para ello y tratar en él los temas que consideras importantes. Esto a su vez, contribuye con el posicionamiento de tu sitio web por cuanto sea de calidad la información depositada en él, empleando también otros elementos que hagan posible ubicarte en la primera página de Google.

¿Por dónde empezar?

Si finalmente crees que contar con un sitio web ampliará tus oportunidades y ganancias pero no sabes como iniciar, debes saber que lo primero por hacer es registrar un dominio; en relación a este elemento te recomendamos que sea memorable, no uses guiones o números ya que tus clientes podrán cometer errores al buscar por él.

En cuanto al diseño, siempre apuesta por uno que sea sencillo y que transmita la esencia de tu negocio. Te recomendamos incorporar formularios de atención, al igual que tu dirección y números de contacto.